Aprendí a no creérmela!

Hoy les escribo un poco sobre que he aprendido durante todos estos años? Osea, esas lecciones de vida que aplico tanto en mi vida personal como en mi carrera. La primera: aprendí a no creérmela y creo que es una de las lecciones de vida más importantes para mi y mi carrera.

 

Porque digo “a no creérmela”…

 

Cuando salí de la universidad pensé que lo sabía todo, sin embargo con el pasar del tiempo, entendí que lo que una aprende en la U., no se compara con lo que la calle y la vida le enseñan. 

sombras, Karla Cordero Photography
Una de mis fotos favoritas de mi época de cuando estudiaba foto en la U.

Aprendí que hay que estar abierto a las oportunidades y que de cualquier persona  o situación podemos aprender. Y por eso es  importante, dejar el ego de lado y ser humildes, porque siempre va haber alguien que sepa mas que uno o de quien en algún momento de la vida pueda necesitar ayuda.

 

Osea…., aprendí que nunca dejamos de aprender! 

 

Que todos esas frases cliché, que le dicen a uno los mayores, son ciertas y que en la escuela de la vida nunca se deja de aprender. 

Por eso, en mi carrera como fotógrafa profesional, siempre estoy buscando técnicas y tendencias nuevas, además  maestros que mi inspiren y me ayuden a mejorar.

 

Pienso, que uno de los peores errores, que puedo cometer, es quedarme en mi zona de confort y resistirse al crecimiento tanto profesional como personal y ya lo he visto en otros profesionales en mi campo que dejan de innovar y el mercado solito los va sacando. 

 

Ser diferente…Otra de esas grandes lecciones de vida

 

Siempre busco la manera de ser diferente, no me gusta hacer lo que hacen los demás o copiar, por eso siempre ando pensando en ideas diferentes o inclusive hasta un poco locas con el fin de diferenciarme. Osea, aprendí que ser diferente está bien. 

Que piensan de copiar? Yo, la verdad, odio copiar. 

 

Si veo referencias o fuentes de inspiración, lo hago con el objetivo de mejorar, pero nunca de copiar,  ya que, odio copiar, al punto que muchos de mis props son hechos a mano por mi, con la intención de que sean únicos y que mis clientes puedan tener ese aspecto diferenciador y tener la certeza de que si vienen a una sesión de fotos conmigo, van a tener ese factor único y auténtico, no solo en los props, sino también en el concepto.

Props en construcción, Karla Cordero Photography blog
Nuevos props en construcción

La importancia del networking 

 

Cuando estaba en el colegio jamás me imagine que muchos de mis clientes ahora, iban a ser mis compañeros de infancia. Osea…descubrí la importancia del networking y que todas las personas con las que en algún momento te has relacionado, pueden ser futuros clientes o personas que te pueden llegar a recomendar, por eso es tan importante ser amable y cortés, sin importar con quien. 

Foto familiar, Karla Cordero Photography
Natalia Gonzalez, compañera de la escuela y el colegio. Mi clienta, mi dentista!

 

Poder adaptarse

 

Hace varios años, una maquillista me dijo que yo era como MacGyver, que me podía adaptar a cualquier situación o trabajar con lo que tenía a mano. Eso me pareció muy curioso y me marcó, porque me di cuenta que todas las situaciones son diferentes y si a veces a una le toca trabajar con lo que tiene en el momento y jugársela.

 

Yo, como fotógrafa estoy muy acostumbrada a llegar a lugares y no saber a lo que voy. Pero es ahí, donde se pone a prueba la capacidad de creatividad y adaptación para poder lograr los mejores resultados.

 

Reinventarse e innovar 

 

Innovar es otra de otra esas palabras que uno como emprendedor siempre tiene que tener muy presente, no solo para crear conceptos nuevos, técnicas o ideas de negocio, sino porque cada cierto tiempo uno ocupa reinventarse, a veces porque el mercado lo demanda y a veces porque una lo necesita. Creo que por eso siempre busco ir a talleres o alcanzar licencias internacionales con el afán de innovar y diferenciarme. 

Si no nos reinventamos e innovamos como lo dije antes, el mercado solito nos va sacando. 

Retrato Corporativo Karla Cordero Photography
Retrato corporativo, 2016

 

Retrato Corporativo, Karla Cordero Photography
Retrato corporativo, 2020

Aprender que no todo sale bien…

 

Otra de esas grandes lecciones de vida es que a veces las cosas no salen como una las piensa, pero lo importante es intentarlo. Como decía un amigo de los barcos “You never know, unless you give it a go” o como diríamos acá “ el peor intento es el que no se hace”. He tenido muchas ideas y algunas me funcionan y otras no, pero bueno es parte de la vida y aprender a lidiar con el rechazo y a entender que no es el fin del mundo y que la vida continua. Osea en otras palabras, soltar y fluir, y confiar que vienen cosas mejores.

 

Pero lo más bonito de todo esto, es el reto que representa estar innovando y alcanzando esas metas que una se va trazando. 

Yo, por lo menos, trabajo mejor cuando tengo un objetivo claro y es mucho más fácil para mi alcanzarlo. 

 

A pesar de que es a veces me siento cansada y es como una carrera de resistencia, también se, que la vida es como un subibaja, y que está bien bajar para cargar baterías, para luego volver a subir y seguir adelante. Como dije al principio a seguir aprendiendo!

Espero que lo disfruten y se lo leen me pueden dejar en los comentarios que han aprendido ustedes de la vida.

Un abrazo,

Karla Cordero

Fotógrafa profesional